Superintendente pone a los ciudadanos en el centro de la regulación sanitaria

Ronaldo Bruna dictó una clase magistral en la Escuela del Agua de la Universidad Adolfo Ibáñez, ante ejecutivos de las empresas sanitarias.

SISS, charlas
SISS, charlas

Santiago, 11 de septiembre de 2017: “Poner a las personas en el centro de nuestra labor, aumentar la continuidad de servicio y adaptar los sistemas sanitarios a los desafíos del cambio climático”. Así resumió el superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna, los desafíos de la SISS frente a las empresas de agua potable y alcantarillado, en el marco de la Master Class expuesta en la Universidad Adolfo Ibáñez ante los estudiantes de la Escuela del Agua Chile y ejecutivos de las empresas sanitarias.

Respecto de los ciudadanos, la autoridad manifestó que se trata de “entregarles servicios continuos, de calidad, a un precio justo y en forma sustentable”.

En ese sentido, valoró la mantención y reducción de las tarifas para 3,8 millones de hogares, traspasando las ganancias de eficiencia a los usuarios, y el aumento en la satisfacción de los usuarios respecto de sus servicios de agua potable.

En torno a aumentar la continuidad de servicio, destacó el incremento de las multas asociadas a los cortes no programados, que han significado una reducción en las suspensiones y una mejora sustantiva en la continuidad operacional, valorada por los usuarios.

“Con las actuales herramientas es posible lograr algunos avances: las multas cursadas por la SISS han crecido en 192% desde 2012, mientras que la satisfacción con el servicio sanitario mejoró 14,9 puntos en el último período”, destacó Bruna.

Asimismo, destacó la completa disposición de la SISS  en torno a los ciudadanos, lo que ha volcado a sus profesionales a la atención directa al público y la capacitación, formando a 16.931 personas en 600 talleres y 5.728 personas en 150 plazas ciudadanas.

Ciudades resilientes

Destacó que este no es el único camino que se requiere emprender, sino además tener una mirada mucho más integral que incluya planificación de las inversiones en la infraestructura hacia ciudades más resilientes.

“Entiendo los límites que establecen los roles de fiscalizador y fiscalizados, pero es posible ensanchar espacios de diálogo y consulta que permitan afinar ciertos diagnósticos, incentivar los niveles de creatividad e innovación en las propuestas para mejorar estándares de calidad de servicio”, sostuvo.

Destacó que una señal en este sentido es la coordinación de protocolos que permitan al sector sanitario prevenir y enfrentar emergencias, generando vías de suministro alternativo de agua potable para la población, en la que se encuentran participando diferentes entidades gubernamentales, coordinada por la Subsecretaría del Interior, y que ha logrado la participación de las compañías sanitarias, los organismos pertenecientes al Sistema de Protección Civil, Alcaldes y los dirigentes vecinales.

“Hacer más resilientes nuestras ciudades desde una perspectiva más integral y que incluya le gestión del riesgo, favorece no sólo enfrentar de mejor manera las emergencias, sino un mejor aprovechamiento de recursos naturales que las sustentan. El cambio climático supone la alteración de ciclos, lo que incluye períodos de menores precipitaciones o lluvias extremas, ante lo cual se hace necesario potenciar un uso más eficiente del recurso hídrico. Ello no solo pasa por los esfuerzos que puedan hacer los ciudadanos y las compañías, sino en la planificación de la infraestructura de servicios en su conjunto”, señaló.

El Superintendente de Servicios Sanitarios sostuvo que la demanda y la molestia de la ciudadanía tras los inconvenientes en la provisión de servicios básicos “pone urgencia al desarrollo de políticas públicas con espacios de integración de todos los actores, más allá de la sectorialidad”, concluyó.

SISS, charlas
subir